QUÈ HI TROBARÀS?

Activitats de narració oral:

* Sessions de contes per a grans i petits.

* Com fer per regalar contes

Jugant amb les paraules:

* Contes per narrar tantes vides com universos n'hi haguessin.

* Entrevistes imaginàries.

* Imatges, vivències, pensaments per compartir.

* Actes per poder escampar la boira quan l'ànima se sent en compressió.

* Lectures per obrir camins.

* Temps de silencis fets paraules.

dissabte, 23 de novembre de 2013

TODO LO QUE NO TENÍA


Displicente, no tenía ojos para contemplar el sol, que ese día había amanecido más rojo que nunca sólo para él; no tenía oído para palpar la melancolía del cello que más que en ningún otro momento sonaba roto de nostalgia en una belleza sin igual; no tenía paladar para contagiarse de los sabores exquisitos de ese plato que llevaba horas cocinándose con la ilusión de ser devorado con calma y deseo; tampoco sus manos buscaban a tientas nada más y habían dejado de entregarse con mimo y franqueza a otras moradas que las cobijaran; no tenía espacio en su alma para dejarse arropar por el abrigo de un fuego que lanzaba las crestas de sus llamas con la soberbia de quien espera atraer hacia si mismo los ojos ensimismados del enamorado o del huidizo; no tenía escucha para la palabra silenciada que pacientemente seguía ahí, después de tantas semanas, aguardando la oportunidad para hacer saber que en la punta de su soplo aún albergan la amistad y el amor como guerreros incansables de las triquiñuelas ajenas; por no tener, no tenía ni el pálpito necesario para unirse al vaivén de las olas del mar y aventurarse en su fondo para despojarse del ayer y hacer crecer escamas de olvido... Nada de todo eso podía retener ni un instante. Tampoco era capaz de ofrecer la sabiduría que nos muestra con su pasar porque él, el tiempo, había sido derrotado por la Nada silenciosa, y justo en la última batalla, con el ataque de los cuerpos invisibles, había perdido las manecillas de su tic-tac y como quien pierde la brújula de sus pasos, ahora moraba en él el Sin Sentido, esa criatura voraz que habita en cada uno de nosotros, agazapada, y de la que ya no hay tiempo ni nadie que nos libre de ella.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada