QUÈ HI TROBARÀS?

Activitats de narració oral:

* Sessions de contes per a Nadons, Infants, Adolescents, Adults, Persones de la Tercera Edat.

* Tallers de formació: "La narració oral, eina didàctica a les classes de llengua", "narració oral i conflictes a l'adolescència"

* Regala un conte personalitzat

Jugant amb les paraules:

* Contes per narrar tantes vides com universos n'hi haguessin.

* Poemes

* Articles d'opinió

* Entrevistes imaginàries.

* Imatges, vivències, pensaments per compartir.

* Actes per poder escampar la boira quan l'ànima se sent en compressió.

* Lectures per obrir camins.

* Temps de silencis fets paraules.

diumenge, 5 de desembre de 2010

EL VISITADOR NOCTURNO. conte inspirat en una pintura de Montse Valdés


Montse Valdés, autora d'aquest quadre (podeu consutar el seu web http://www.montsevaldes.com/ ) inspira relats en paraules i impregna els teixits dels cossos vius que contemplen els seus quadres i els fa més vius.

Dicen que apareció de pronto en el lugar de sus sueños convertido en el ser más dulce y bondadoso que ninguna criatura pudiera albergar para si misma ni para nadie. Desde ese transcurrir en un tiempo absoluto, le hablaba y le conducía por los albores de un universo sin proporciones mostrándole lo incalculable, lo inesperado, lo sutil. De cada mirada de ella, él recogía un pedazo para confeccionar un trozo de si mismo.

De entre las luces oníricas que traen los ríos del descanso, ella se sentía atendida y guiada sin necesidad de buscar más allá de los muertos que había soslayado, sin necesidad de preguntar a los presentes inocuos cuántos tiempos recorren un mismo segundo de dolor. A partir de esos encuentros nocturnos, ya no le importaba cómo se sucedían los días ni qué infortunios llenaban las horas porque la  noche traía consigo el despertar del amor y el encuentro con una vida que iba más allá de lo convenido y esperado.

Así fueron espaciando y estrechando los rumbos de cada uno en un ritmo parecido al que hace un acordeón cuando los dedos que lo manejan llevan el sello de la nostalgia y de la delicadez que traen consigo las vidas frágiles.

Fugaces encuentros en tiempos eternos. Vidas desprendidas de lógica y de amianto para abrazarse en el cálido placer de lo posible. Así se sucedían las noches. Así se alimentaba el día, lejos de él, en un quehacer amorfo y huérfano.

En el soñar nocturno, sin embargo, todo crecía en una armonía ajustada fuera de las leyes de la naturaleza: el azar había sincronizado los encuentros de dos seres de tiempos descompasados para darse más allá de los legados de la humanidad. Pero quiso otro azar tenebroso y agrio abrir las grietas de los secretos y crear zanjas de olvido para que ni uno ni otro pudieran reencontrarse más. 

Así transcurrió el devenir de otros muchos años, con los alientos presos en los vacíos que no traen respuestas. Hasta que un día, el vagar de los pasos inciertos de ella la llevaron a un escaparate de una galería de arte. Ante sus ojos vio el rostro de su amado nocturno. Reconoció en él el mundo de sus sueños y se volvíó hacia ella misma y se encontró con la tristeza más profunda, la que se viste de añoranza inalcanzable y fue ahí, parada ante el cuadro, que pudo percibir la paradoja que cada día viste el sinsentido de la vida cuando se vive con los ojos abiertos y el corazon cerrado. Lo miró de nuevo y en su interior empezó a brotar la vida. Todo volvía a estar ahí: el murmullo de la siembra, los colores de lo que aún está por venir, el tiempo de las luces y el sosiego... y su alma, que por fin la había encontrado.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada