QUÈ HI TROBARÀS?

Activitats de narració oral:

* Sessions de contes per a Nadons, Infants, Adolescents, Adults, Persones de la Tercera Edat.

* Tallers de formació: "La narració oral, eina didàctica a les classes de llengua", "narració oral i conflictes a l'adolescència"

* Regala un conte personalitzat

Jugant amb les paraules:

* Contes per narrar tantes vides com universos n'hi haguessin.

* Poemes

* Articles d'opinió

* Entrevistes imaginàries.

* Imatges, vivències, pensaments per compartir.

* Actes per poder escampar la boira quan l'ànima se sent en compressió.

* Lectures per obrir camins.

* Temps de silencis fets paraules.

dissabte, 8 de maig de 2010

LA CARACOLA


Perdió su niñez cuando descubrió que lo que se oía en la caracola de su habitación no era el mar. Así se lo habían hecho creer toda la vida y ahora, descubierta la verdad, se avergonzaba de su frágil candidez. Nunca sabremos si ése fue el motivo por el que el paso de los años hicieron de él un hombre tosco, distante, apegado a si mismo y a nadie más, pero lo cierto es que la vejez le sorprendió en medio de una gran soledad.

En los últimos días de su vida el silencio se había desparramado por toda la habitación menos por su caracola que seguía silbando más fuerte que nunca, llamando su atención. Él la conservaba porque con su ingratitud recibida antaño justificaba la suya propia hacia él y el resto del mundo. Ese mano a mano entre ambos, que había dado sentido a su vida, se acabó unos minutos antes de morir. 

Dicen que pidió que se la acercaran con una expresión misericordiosa, desconocida en él. Como si volviera a su paisaje de su infancia, escuchó algo parecido al sonido del mar. En ese momento su oído desencadenó el juego de verdades y mentiras que rebotan unas y otras en esa sala imaginaria de la mente como si estuviera llena de espejos y sintió, con toda la veracidad que da la conciencia, la brisa salada que le salpicaba en la cara, los pies hundiéndose en la arena... y a continuación, con el rostro sonriente por primera vez en mucho tiempo, se fue dejando mecer por las olas en su largo pelegrinaje.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada